fbpx Skip to content

Viaje: Nápoles, Pompeya y Capri

en napoles con nuestros guia-amigos

 

En este post os voy a contar uno de los viajes que más he aprovechado teniendo en cuenta el poco tiempo que teníamos. Aunque fueron poco más de 3 días, pudimos disfrutar perfectamente de Nápoles, Pompeya y Capri. Os voy a dar consejos y enseñaros como fue para que podáis disfrutar tanto como hice yo.

En esta aventura no iba sola, me acompañaba una amiga. Nos fuimos la semana santa del 2017. Nosotras partimos desde Bologna, ya que estábamos allí de erasmus. Nos desplazamos con el blablacar más barato que encontramos. Lo cierto es que este viaje lo hicimos con la mentalidad de “Low cost”, todo el mundo que ha estado de erasmus sabe que el dinero vuela, así que nos propusimos gastar lo menos posible. Para ahorrar la estancia, decidimos hacer por primera vez couch surfing. Fué una experiencia genial, tuvimos la suerte de alojarnos con unos chicos jóvenes 100% napolitanos, a los que ahora tenemos como grandes amigos.

Primer día: Nápoles

El primer día hicimos turismo por Nápoles, ¿y que mejor forma que con gente nativa? pues ninguna. Como os comentaba en el inicio, nos acogieron unos chicos napolitanos. Tommaso y Nico. Nos hicieron de guías, y es que no hay guías mejores que alguien que aman su ciudad y encima trasmiten ese buenrrollismo y amabilidad como ambos hicieron con nosotras ¡Suerte la nuestra!

Sitios que no os podéis perder de Nápoles:

Nosotras solo pudimos estar en Nápoles un día, por lo que visitamos los sitios principales. Sinceramente, Nápoles se merece muchos más días y volveré para terminar de visitarla, es una ciudad que se lo merece.

Estos son los sitios que visitamos, os enseño fotos del viaje para que podáis ver lo bonita que es esta ciudad.

El Barrio español

Sinceramente, me pareció lo más bonito de Nápoles junto con la plaza del Plebiscito. Que no os de miedo este barrio, nuestros guías-amigos napolitanos, nos contaron que es un barrio seguro. Se podría medio decir que, “puede que” la policía tenga un trato con la mafia para mantener a los turistas seguros. Así que pasead libremente y disfrutar de este barrio tan cuqui.

mi amiga laura y yo en el barrio español

Galería Umberto I

Personalmente no me dijo mucho. Si habéis visitado la Galería Víctor Manuel II de Milán, no os sorprenderá mucho. Aún así, es algo que hay que ver. Una cosa que me gusto mucho de esta galería, es que en el suelo en la parte central, aparecen todos los signos del zodiaco, si eres un poco friki como yo del horóscopo y la astrología te encantará.

 

Castel dell’Ovo

El castillo dell’Ovo es uno de los mejores sitios sin duda, es precioso y sus vistas panorámicas son increíbles. Esta muy cerca de la plaza del Plebiscito. Se accede a través de un puente y desde allí puedes ver una panorámica de toda la ciudad, con el Vesubio de fondo, en diferentes terrazas que se encuentran al rededor de todo el castillo.

Castel dell’Ovo

Plaza del Plebiscito

Lo que más me sorprendió de la plaza del Plebiscito es que es enorme, no se porque pero pensaba que era mucho más pequeña, y no. Es una plaza preciosa donde los amantes del postureo pueden pegarse horas haciendo fotos (yo lo hice hehe). Además nuestros fantásticos guías-amigos nos hicieron cruzar la plaza del Plebiscito con los ojos cerrados. Esto es un clásico que todo buen napolitano hará hacer a sus visitas. Consiste en, con los ojos cerrados, ir desde la puerta del Palazzo Reale hasta dos estatuas que se encuentran en la otra punta de la plaza, debes hacerlo en línea recta y son nada más y nada menos que 170 metros. Esto se debe a que la Reina Margarita, una vez al mes ofrecía la libertad al prisionero que lograra cruzarla sin desviarse. Obviamente, nadie podía. Si vistas la plaza, debes intentarlo, yo no lo logré.

Plaza del Plebiscito

 

La Plaza del Jesús Nuevo y la Aguja de la Inmaculada.

Lo primero que pensé fue: “Illuminati”. Pero nada de eso. Es una plaza que me gusto muchísimo y la fachada no pasa desapercibida, la verdad es que nunca había visto ninguna así y justo eso es lo que me gusto. Os dejo más información sobre la iglesia y la estatua de la aguja de la Inmaculada aquí.

fachada iglesia nuevo jesus

Segundo día: Pompeya y Vesubio

Antes de nada, aclaremos que, Vesubio con la segunda con “B” es escrito ene español, en italiano se escriben las dos con “v”. Dejando esto claro, empecemos.

Pompeya se encuentra muy cerca de Nápoles, a unos 25 kilometros. Para llegar, puedes ir en tren hasta Pompeya. En nuestro caso, he de decir que nos acercaron en coche nuestros amigos-guías. Una vez allí, primero fuimos al visitar el volcán (por la mañana) y luego las ruinas de pompeya (tarde).

Visita al Volcán Vesubio

Lo primero de todo, es saber el horario de apertura del volcán, que dependerá del mes en el que vayas a visitarlo:

Enero, febrero, noviembre  diciembre: 9:00-15:00
Marzo y octubre: 9:00-16:00
Abril, mayo, junio y septiembre: 9:00-17:00
Julio y agosto: 9:00-18:00

Lo segundo que os estaréis preguntando es el precio, pues bien la entrada son 10€, que incluye un mini bus, seguido de un gigantesco todo terreno que sube hasta arriba. Bueno casi hasta arriba, luego tienes que andar un poco, pero nada del otro mundo, no requiere gran esfuerzo. Teneis más info sobre descuentos, como llega, ect. En este link.

Nosotras compramos allí la entrada en las taquillas, hicimos fila de unos 15 minutos para coger el mini bus que sube hasta arriba, si hay que esperar un poquillo hasta que llega el minu bus. La verdad es que me gusto mucho, el cráter es gigantesco e imponente, y que decir de las vistas, se ve toda Nápoles y es precioso. Os dejo algunas fotos, para que lo comprobéis vosotros mismos.

crater del volcan vesubiovolcan vesubio

Visita a Pompeya

La entrada a la pompeya antigua se encuentra al lado de la entrada al volcán vesubio, así que no os perderéis.

Nada más terminar la visita del volcán, fuimos a la taquilla para comprar las entradas a la Pompeya antigua ¡No os recomiendo comprarlas en taquilla! Primero porque son más caras, y segundo porque os encorareis con una fila enorme, que es lo que nos paso a nosotras. Sinceramente, no recuerdo cuanto nos costó, pero no paso de los 20€. Aunque, si pudiera retroceder en el tiempo, pagaría más para hacer la visita guiada. Os lo recomiendo, porque nosotras fuimos por libre, y es un lugar muy, pero muy, grande. Nos informamos de lo que pudimos en base a lo que nosotras sabíamos, nos habían contado, panfletos y poner oreja en alguna explicación de algún guía que nos encontrábamos. Fue un gran error, de verdad, si podéis, hacer visita guiada, Pompeya lo merece.

Os dejo aquí un link donde disponéis de toda la información de la Pompeya antigua sobre horarios, precios, etc.

antigua pompeya

Tercer día: Isla de Capri

La isal de Capri, es uno de los sitios que más me han gustado. Es como si te teletrasportaras de repente a un país tropical. Es una isla perfecta para desconectar, eso sí, muy cara.

Nosotras fuimos a Capri a pasar el día, compramos botellas de agua y bocadillos en Nápoles antes de partir, ya que íbamos avisadas de los altos precios de la isla.  ya que es una isla muy cara.

Desde Nápoles salen ferry hasta Capri, nosotras fuimos en el más barato 30€ ida y vuelta, y los compramos en taquilla el mismo día. Mirad bien los horarios y aseguraros del puerto, nosotras nos equivocamos de lugar  y tuvimos que correr un poquillo para no perderlo. El viaje en el ferry dura 1 hora y 20 minutos (ferry barato), y bueno si, yo me mareé, pero todo depende de cada uno. En este link tenéis más info sobre como llegar. Para comprar billetes o ver horarios, podéis informaros aquí.

Cuando estas en el ferry y comienzas a ver la isla a lo lejos, sorprende mucho. Capri es un pedacito de paraíso tropical en mitad del mediterráneo.  El puerto es muy bonito, y bueno si que es verdad que cuando fuimos nosotras si que había quizá mucha gente, pero supongo que pasa en la mayoría de las islas.

Para subir al centro de la isla, debéis coger el funicular que cuesta 2€ por viaje, osea 4€ subir y bajar. Debéis de subir y pasear y perderos por Capri, es una isla preciosa y paradisíaca, donde de verdad desconectareis de todo.

Os dejo fotos del viaje para que podáis ver un poco.

 

puerto de capri paisaje de capri

 

 

 

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *